CARAS

RSS

G Plus

Facebook

Instagram

04/11/2020

Moda Internacional

Elecciones en Estados Unidos: Melania Trump y Jill Biden, la última batalla chic

Las compañeras de Donald Trump y Joe Biden conquistaron Florida, uno de los estados cruciales en las elecciones presidenciales.

POR

https://instagram.com/juancruzcabrallodoli

Jill Biden y Melania Trump han sido dos de las grandes protagonistas de la recta final de la campaña electoral de sus maridos para ser el próximo presidente de los Estados Unidos. En el día de ayer, ambas batallaron por última vez, en un duelo de elegancia, en donde cada una mostró su estilo y fueron el centro de todas las miradas. 

La primera en aparecer fue Melania. Cerca del mediodía y sin atender a la prensa, la actual primera dama se acercó a votar sola y sin «barbijo» en una sede electoral de Palm Beach, Florida, el estado al que los Trump trasladaron su residencia en 2019.

La modelo cumplió con las expectativas de imagen al más puro estilo Jackie Kennedy. Con su silueta imponente, Melania lució un vestido estampado con estribos color marfil de Gucci.

Un diseño sin mangas confeccionado en Italia en seda plisada refleja, en palabras de la firma, «la ilustre herencia de Gucci con un estampado horsebit inspirado en los fulares y los icónicos mocasines de la casa». Su cuello redondo, su cintura ajustada y la falda acampanada con un forro de organza tonal. 

En cuanto a los accesorios ella eligió una Kelly de Hermès que combinaba el color marfil con el camel a juego con los zapatos, unos stillettos altísimos nude de Louboutin , su firma favorita.

La Brigitte Macron americana: Jill Biden sinónimo de sobriedad, elegancia y austeridad 

Apenas media hora después de que apareciera Melania Trump, entró a escena, Jill Biden. La esposa del candidato demócrata participó en un evento en la zona de Tampa donde, allí atendió a los medios, se acercó a los votantes y llevó mascarilla barbijo. 

Con un look muy «Brigitte Macron», la doctora lució para la ocasión un conjunto de vestido por encima de la rodilla y americana en tono azul azafata., que slóo se limitó a combinar con un collar de perlas y su rubia cabellera. 

Pero lo que más llamó la atención fue la «canasta» llena de cosas que llevaba a modo de bolso. Una cartera de yute grande del que sobresalían paquetes envueltos en plástico, similar a una cesta de pícnic que destacaba en comparación con el bolso de Hermès de Melania.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *