CARAS

RSS

G Plus

Facebook

Instagram

05/05/2020

Exclusivo CARAS

“Guillermina nos unió aun más a todos”

Martin Charquero presentó en CARAS a su beba. Entra a la nota y mirá las mejores fotos de esta hermosa familia.

Fotos: Pablo Kreimbuhl.

Texto: María Noel Álvarez.

Tras mantener un perfil bajo luego de que en febrero del 2018 lo desvincularan de canal 12, y sufrir un “terremoto emocional”, Martín Charquero (45) asegura haber salido fortalecido de esa situación y haber cerrado ese amargo momento que le tocó vivir. Tal es así, que el periodista deportivo aceptó realizar una producción para CARAS, y posó -por primera vez- radiante de felicidad junto a su pareja, Magdalena Monteiro (32). Además, presentó en exclusiva a Guillermina, su beba de 3 meses, quien según dice, lo tiene muerto de amor, al igual que sus dos hijos, Bautista (17) y Juan Cruz (12).

—¿Cómo fue volver a ser papá? ¿Fue planificado o los tomó por sor- presa?

Fue totalmente planificado. Cuando empezamos la relación, siempre tuvimos como objetivo dar ese paso. Yo ya tenía dos hijos, ella no tenía hijos, pero los dos quisimos, e incluso yo insistí inicialmente ya que creo que la mejor forma de rubricar la relación era formando una familia. Así que no tuvo nada de casualidad sino más bien de causalidad.

—Imagino que tiene que haber sido muy fuerte lo que sintieron ambos para jugársela por esta relación y haber tenido ganas de volver a ser padre…

Todo lo que vivimos desde el inicio de la relación fue atípico para cualquiera de los dos. Y esas cosas o fortalecen la relación o la destruyen, y en nuestro caso, la fortaleció un montón. Solo nosotros dos sabemos la situación que vivimos, ni qué hablar mis hijos porque la padecieron. Y cuando nos dimos cuenta de la relación que estábamos formando, yo tenía muy claro hasta dónde podíamos llegar. Y por eso nos animamos a hacer

todo lo que hicimos. Primero, probamos la convivencia; luego, hicimos unos viajes juntos; y después, yo quería tener una niña y coincidió todo. Además, tengo 45 años y tampoco quería esperar mucho más para vol- ver a ser padre. Creí que era el mejor momento para que mis hijos lo entendieran y no me equivoqué. Incluso me sorprendió gratamente la aceptación de ellos a todo, a la relación, que era algo que me podía generar cierto te- mor, y después la noticia de la llegada de una hermanita, cuando quizás imaginaban que no iba a haber más hermanos (risas).

—Al aceptar dar esta nota y posar con ella por primera vez, ¿siente que hoy la tormenta de lo que vivieron ya pasó?

Justo se cumplieron 2 años de esa situación. El 5 de febrero de 2018 me

desvincularon a mí del canal 12, y el 7 de febrero a ella. Más allá que la memoria a veces nos hace recordar lo que pasamos, es un capítulo súper cerrado. Además nosotros formamos una familia, no fue una relación pasajera, entonces es un capítulo que es necesario cerrar por el bien de to-
dos. A mí me costó un poco más que a Magui, pero por suerte todo se fue
acomodando, incluso lo laboral. Todo terminó siendo para mejor. De mi parte, hoy estoy más conforme laboralmente, y me aparecieron trabajos que no imaginé. Y Magui también quería hacer ciertos cambios, y le surgieron propuestas que la entusiasmaron mucho, y ahora con la llegada de Guillermina, maneja sus tiempos de otra manera.

—Dicen que las “nenas” son de los papás, ¿cómo es la relación con Guille?

Siempre quise tener una nena, si bien estoy feliz con mis hijos varones que son súper compañeros, tenía como una devoción de tener una niña. Y en estos primeros meses lo que más me moviliza es después que se despierta, donde hay mucha risa. Nosotros la sentimos muy alegre. Disfruto de salir a caminar con ella, compartimos muchas actividades juntos, no nos privamos ni de salir a cenar o almorzar. Era una vida que estábamos esperando, y como tal, la estamos dis

rutando junto a ella.

—¿Qué diferencias nota cuando fue papá por primera vez hace 17 años y hoy?

Lo que más disfruto es que Magui sea mamá y además creo que es fabu- losa como madre. Pero sin dudas que los años te dan cierta madurez y tran- quilidad. Si bien la dosis de paciencia se me achicó un poco, hoy disfruto y valoro más el estar más tiempo en mi casa con ella y con mis otros hijos. Lo he hablado con muchos amigos de mi edad que tienen temor a ser padres y sinceramente lo recomiendo total- mente, nunca imaginé que iba a estar tan bueno sumar a una hija nueva a esta edad (risas).

—¿Se da maña con todas las actividades?

Sí. Le doy la mamadera sin pro- blema, le cambio los pañales desde

que nació sin temor a nada, me gusta salir con el cochecito con ella para que Magui descanse un poco, y lo to- mo como una diversión. Y ahora tam- bién se suman mis otros dos hijos a las caminatas y es un rato súper lindo de poder compartir todos juntos, y que nos ha unido a todos un montón.

-¿Cómo es la relación de sus hijos con Guillermina?

-Es una relación que la podía añorar pero no sabía si podía llegar a ser real. Si bien tienen 17 y 12 años, y están en otra etapa y con otras prioridades, tienen el centro de atención en su hermana, y eso era todo lo que yo deseaba. Como padre, lo que más quiero es que mis hijos se valoren siempre como hermanos y se tengan en cuenta para todo. Cuando los junté a los dos para comentarles la noticia del embarazo de Magui -previo consulta a una psicóloga para saber cómo encarar el temalos dos me sorprendieron porque lo tomaron súper normal, riéndose, así que desde el comienzo todo fluyó de una manera muy natural y armoniosa.

—¿Cómo es Guillermina y qué sueña para ella?

Lo que más recalco es lo feliz que es ya que se ríe todo
el tiempo. Es súper alegre, mimosa, duerme, se adapta a todo. Si alguien nos
hubiera dicho que llenáramos un formulario con cómo deseábamos que fuera, creo que ella cumple todos los requisitos. Nos sentimos muy afortunados. Lo que más deseo es que sea sana, buena persona y tolerante. En los tiempos que corren, es clave enseñarles a ser tolerantes. Que sea unida con sus hermanos y que se defiendan en todo. De mi parte, está la responsabilidad de brindarle las mejores herramientas para que sea buena perso

na y para que pueda crecer y destacarse en lo que elija.

—¿Qué cree es lo más lindo de ser padre?

A mí me llenan de orgullo mis hijos. Me encanta que se- pan manejar con madurez todo lo que se genera en base a mi profesión de periodista deporti- vo, donde la intolerancia y la pasión están a la orden del día. Y lo que más me gusta y quiero es que los tres sigan siendo tan compañeros míos como lo

ue mi papá conmigo y como lo es mi mamá. Yo siempre fui y soy un padre presente, y quiero que ellos también sean hijos presentes, que siempre es- temos juntos.

—¿Cómo es Magui como compañera?

Magui es el motor y la cabeza de la relación. Ha sido la mente más fría cuando la relación en sus comienzos estuvo complicada. Siempre está un paso delante de lo que nos toca vivir. Más allá del amor que siento por ella, siempre la admiré desde que la cono- cí, y hoy, desde que es mamá, la admi- ro aún más. Es tremenda madre y tremenda mujer. Y lo mismo que va- loro con mis hijos, lo valoro en ella, y es que es súper compañera.

—¿Le gustaría que en un futuro su hija lo acompañe a la cancha?

Sin dudas. Seguramente sus her

manos la van a llevar porque son re futboleros y van todos los fines de se- mana a la cancha. Así que espero pronto verla en un estadio (risas).

—¿Qué le gustaría herede de usted y de Magui?

De Magui, la inteligencia, sin du- das. Y de mí, me gustaría tuviera parte de mi buen carácter y mi sensibilidad.

—Como papá, ¿está en la etapa de estar “baboso” por su hija y mandar fotos de ella a toda la familia y amigos?

Sí, estoy en una etapa total de enamoramiento de mis tres hijos. Estoy
totalmente enamorado de mi hijo mayor por la madurez que
tiene en ciertas charlas. Estoy totalmente enamorado de mi hijo del medio porque es súper sensible y es de las pocas personas que siento que tenemos la misma pasión por el fútbol. Y estoy totalmente enamorado de mi hija por lo chiquita y cariñosa que es y por sus risas. Me encantaría tener la misma cantidad de fotos de los 3, pero por la edad del grande y la timidez del chico, es inviable. Por suerte Guille no me lo priva todavía, así que los distribuimos entre la familia con moderación (risas).

—¿Proyectos laborales para el 2020?

Volví a canal 10, a Punto Penal, donde había estado seis meses en el 2003, y luego dejé porque me fui a EEUU. Estoy súper feliz con el trato de siempre, muy agradecido y me di- vierte mucho lo que hago. En Tenfield sigo con Pasión y las previas de los partidos de los grandes. Si- go en radio, en la Sport 890, trabajando con amigos, así que eso lo disfruto mucho. Y desde el año pasado estoy con Directv, que es bien interesante porque llegás a más gente por fuera de Uru- guay, compartiendo con compañeros de otros países. Y como me divierte mucho mi trabajo y lo disfruto, jamás me quejo, sobre todo, viendo hacia el costado la situación de otros colegas. Así que me siento privilegiado de que me paguen por hacer lo que me gusta y me divierte.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *