CARAS

RSS

G Plus

Facebook

Instagram

25/11/2019

“Milhoja ya se adueñó de la cama”, Camila Cibils posó con su mascota

La comunicadora contó que adoptó a su gato ni bien lo conoció. Hoy, son inseparables. Entra a la nota para ver esta divertida producción de fotos.

El 2019 es sin dudas un gran año para Camila Cibils (34) a nivel laboral. La camaleónica comunicadora deja claro que sabe manejarse sin problema tanto en la conducción de radio en “De taquito”, en Universal; como en “Tarde o Temprano” en canal 12; sumado a sus participaciones en “Telemundo” y “Todos contra mí”. Pero por fuera de su trabajo, Cami tiene otra gran pasión: su gato Milhoja, a quien adoptó sin dudarlo ni bien se conocieron. Consultada por CARAS para realizar una producción de fotos junto a él, aceptó encantada y aprovechó la ocasión para vi- sitar las instalaciones del Dazzler by Wyndham Montevideo —que es uno de los hoteles pet friendly de la cadena—y quedó fascinada con la atención hacia su mascota. “Milho” —como suelen decirle— posó como todo un profesional, mientras su dueña no paraba de mimar- lo y de hablar súper orgullosa de él. 

Sin dudas este es un gran año laboral. Trabaja en radio y en tres programas de TV bien distintos. ¿En alguno de esos rubros se siente más cómoda o disfruta de todos por igual? 

—Disfruto de todos porque de alguna manera se complementan. Cada uno tiene tiempos diferentes. En el informativo es todo súper breve pero tenés que ponerle atención para que lo que cuentes sea contundente y claro. La radio es más flexible y nos permite poner en juego la creatividad día a día. Ahí podes disfrutar más de los entrevistados. Y en Tarde o Temprano nos dedicamos a contar historias que tal vez no salen en los medios, y también nos permite ser creativas y espontáneas. Ser la compañía de la gente que mira la TV en las tardes es súper gratificante.

 —Trabaja muchas horas todos los días con Cecilia y Paula tanto en la radio como en TV, ¿eso las unió aún más? Desde su experiencia, ¿es mejor trabajar con mujeres? 

—¡Nos llevamos muy bien! La verdad es que desde la radio se volvió un muy buen equipo orgánico. Creo que como mujeres nos com- prendemos y nos hacemos el aguante cuando cada una lo necesita. El proyecto de la TV nos unió más porque le pusimos mucho entusiasmo al formato y a los contenidos día a día. No sé si es mejor que seamos todas mujeres, pero dada la experiencia juntas, funcionamos bárbaro y nos queremos mucho. 

¿Cómo es su relación con los animales? ¿Era de tener mascotas de niña? 

—Tuve pocas mascotas porque vivía en apartamento y mis padres no era muy afín a tener animales en el hogar. 

¿Cómo surgió la idea de tener a Milhoja? ¿Cómo es su relación con él? 

—Experimentando el vínculo de algunos amigos con sus gatos, conocí a este animal alucinante, sabio, compañero, tierno. No sé por qué considerarlo sabio pero creo que sí lo es. Y con mi novio dijimos: “adoptemos un gato”. Un compa- ñero de trabajo me mandó una publicación donde mostraban a Mil- hoja un poco desnutrido y lo ofrecían en adopción y dijimos: “¡es 

este!”. Y cuando lo fuimos a conocer, enseguida se puso mimoso, pensamos que eso significaba que teníamos buena química, y así, se quedó con nosotros. Ahora, algunos 

días que tengo mucho trabajo y lo veo poco, lo extraño. 

¿En su casa manda él o usted? ¿Ya se adueñó de algún rincón de su casa? 

—¡Él es súper dominante! (Risas). Exige mucho que juguemos con él y lo hacemos. Hay una butaca que es “su” butaca y también tiene su espacio en la cama porque en algunas cosas lo hemos malcriado. ¿A quién no le pasó? (Risas). 

—¿Cómo es como dueña? Exigente en su cuidado, más relajada, cariñosa… 

—Me preocupo bastante por él pero lo dejo ser. Me gusta que tenga su tiempo en el patio, que a veces coma cosas ricas fuera de su rutina, que se mueva y haga ejercicio para descargar energía. 

En lo personal, está en pareja y conviviendo. ¿Hay planes a futuro? 

—Convivimos ya hace años con Gonzalo y nuestro proyecto más cercano son unas lindas vacaciones porque hace dos años que no paro de trabajar. Me fue bien, no me puedo quejar, pero el cuerpo necesita descansar y recargar baterías. 

¿Qué cosas hoy la hacen feliz? 

—Estar en casa, comer cosas ricas, mirar el cielo estrellado con el gato y con mi novio. A veces salir a hacer ejercicio y estar en contacto con la naturaleza. 

“Milhoja 

Etiquetas:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *