CARAS

RSS

G Plus

Facebook

Instagram

21/10/2019

Caras Moda Uruguay

En busca de una tradición lujosa

Agnès Lenoble comenzó́ a diseñar desde muy pequeña y forjó una exitosa marca con identidad propia. Hoy es la diseñadora elegida para ilustrar la campaña de la 18a edición de MoWeek.

Para la familia Lenoble Arocena el diseño y la moda son parte de su rutina. Ana Arocena se forjó como emprendedora y diseñadora creando carteras de cuero yprendas de tejido de punto. Entre talleres y artesanos crecieron sus hijas, que no demoraron en seguir sus pasos.Agnès Lenoble encontró́ así́ su vocación. Mientras estudiaba Arquitectura creó a Agnès L, su marca de accesorios, y desde entonces no han parado de crecer. Su contundente evolución fue reconocida, y para la 18a edición de MoWeek, Agnès fue elegida para protagonizar la campaña gráfica. Este desafío significó una preparación y un desarrollo del diseño como nunca antes había realizado. Y el resultado es una colección que une tradición y modernidad, y lleva la marca hacia un prometedor futuro.

La naturaleza tal cual es La primera creación de Agnès fue a los 7 años: un chaleco que construyó con restos de jeans unidos con pegamento. “Siempre fui de hacer cosas”, recuerda riéndose. “En mi casa siempre me querían matar porque yo modificaba toda la ropa”. Todos los veranos, las hermanas acompañaban a su madre a ferias navideñas y vendían sus propias propuestas: sombreros decorados, zapatos o vinchas de flores.

 

“Un año hice unas caravanitas que a la gente le encantó”, cuenta. “Terminó el verano y me siguieron pidiendo. Y así́ esto empezó́ a ser algo más fijo”. Al igual que su madre, Agnès se inspiró en el diseño folclórico uruguayo y en el uso de los materiales locales. Aprendió́ orfebrería para trabajar en alpaca y piedras, y las dominó las técnicas para poder sumarles una vuelta de tuerca moderna y una visión que equilibra lo comercial y el diseño. Su marca lleva su nombre porque precisamente, cada producto es un reflejo de sí misma. “No quería hacer nada que por más de que se vendiera no me representara o no fuera con mi línea”, afirma. “Eso me fue llevando a hacer cosas más distintas.  Pero por distintos motivos, las tendencias fueron coincidiendo con esto. Por ejemplo,el gaucho chic es algo que la vengo trabajando hace mil años. Por eso ahora llama la atención y por eso me eligieron para hacer la campaña de MoWeek. Eso me indica que voy por el buen camino”.  En sus diseños, las piedras son utilizadas en grandes volúmenes y sin facetar, algo que era impensado en la joyería tradicional. A la guampa, por su parte, decidió́ sacarla de la platería criolla para darle un uso moderno. Mientras que el nácar lo encontró́ en abundancia durante un recorrido por una fábrica que solía realizar fichas de casino. “Utilizo las piezas enteras para que justamente se note su historia. Me gusta dejarlas como salieron de la cantera, no hacerles ninguna modificación y dominarlas con el engarce. Quiero que cuando la gente vea a los productos tengaganas de saber de dónde vinieron”. Por eso cada pieza es one-of-a-kind: un tesoro único e irrepetible, que carga con una historia particular y que se presenta con mínima modificación. De accesorios a su primera colección Agnès L comenzó́ a cultivar una fiel clientela, tanto en el país como en el exterior. Por eso, la diseñadora decidió́ abandonar Arquitectura, estudiar diseño en la Escuela Pablo Giménez y dedicarse exclusivamente a su emprendimiento. Pronto, decidió́ dar el siguiente paso y realizar una colección de indumentaria. Esta fue unanecesidad que surgió́ de la misma manera que sus accesorios: sus clientes se lo pedían. Un adelanto de su línea fue estrenado en la edición de Invierno 2018 de MoWeek. En cada pasada se pudo ver prendas donde el accesorio era parte fundamental del diseño. “El objetivo principal es no hacer algo que pueda estar en otro lado”, sentencia. Por eso, a la hora de idear su primera completa colección para MoWeek, decidió́ concentrarse y trabajar para ofrecer algo que mantuviera el factor artesanal, pero cuya producción fuera semi industrial. Y en sus diseños, decidió́ evadir la inspiración obvia del gaucho chic y hacer evolucionar su estética con una visión propia. Con el nombre “El lujo de lo austero”, la colección está inspirada en la Revolución Industrial, las fábricas y la ropa de trabajo de época. “Los lugares que más me inspiran son los talleres”, dice. “Toda esta colección surgió́ porque fui a una metalúrgica abandonada que hacía productos para Givenchy y otras mega marcas. Las mismas formas de la máquinas me inspiraron”. En sus recorridos, encontró́ también paños de lana de alta calidad, que sirvieron para realizar uno de los diseños insignia de esta colección: unos pantalones combinados con cuero. “Tuvieron mucha repercusión. Es algo distinto y usable a la vez, eso es lo que lo hace vendible”. Sin embargo, la pieza que más representa a la colección son los pantalones de cuero con tiradores, teñidos artesanalmente en tonos tierra. Completan la colección camisas, bermudas, sobrefaldas, tops y camperas, y por supuesto, sus infaltables accesorios. Todos estos nuevos diseños serán presentados en la pasarela de MoWeek, pero algunas de las prendas ya se pueden encontrar en su tienda. “Ya estoy copada con todo lo que pasó”, afirma Agnès, con expectativas altas de cara al evento. “Quieras o no todas las oportunidades que se te van apareciendo te distraen un poco de la venta del día a día, pero terminan sumando mucho más a la marca”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *