CARAS

RSS

G Plus

Facebook

Instagram

Nahitan y Sarah llevan una vida tranquila, no perdieron las costumbres uruguayas y sueñan con tener más hijos - Foto: Pablo Kreimbuh.
17/12/2018

Nahitan Nández, presenta a su familia: «Ser padres es algo maravilloso»

Nahitan Nández y Sarah García son padres jóvenes, divertidos y muy unidos. Por primera vez, el futbolista uruguayo y su mujer posan junto a su pequeña hija, Matida.

**

Por Victoria Rapetti

Las vacaciones son breves, la familia es grande y los amigos son muchos, sin embargo Nahitan Nández (22) y Sarah García (21) se hacen un tiempo para hacer una nota en familia. No es una entrevista más, es la primera vez que el ídolo de la selección uruguaya y su pareja hacen una producción de fotos junto a su pequeña hija Matilda (1).

Tras vivir un Mundial de fútbol brillante, el deportista volvió a su Maldonado natal a disfrutar con sus afectos y a celebrar el mejor momento de su vida. Nahitan y Sarah son padres jóvenes, divertidos y muy unidos. Llegan sin prisa a la cita y muy dispuestos a pasar una tarde diferente en las instalaciones del espectacular hotel boutique Villa Toscana, en Solanas.

¿Cómo fue la experiencia del Mundial en Rusia?

Nahitan: Fue muy lindo, todo nuevo. Me traigo muy buenos recuerdos, tanto en lo relativo al fútbol como en lo personal. Todo se dio de una manera muy grata, claro que nos hubiese gustado llegar un poco más, pero todo salió muy bien.

¿Cuáles fueron los momentos más emotivos?

—Lo primero que se me viene a la mente es el momento de cantar el himno con la tribuna repleta de nuestra gente.

¿Cómo es el grupo de jugadores por dentro, qué los une?

—Si algo tiene este grupo es que, tanto los que estamos hace poco como los que llevan más tiempo, tenemos la misma relación, nos tratamos por igual. Yo estoy muy agradecido con mis compañeros porque desde que llegué me recibieron y trataron muy bien.

¿Alguno de sus compañeros lo “apadrinó” o fue más protector con usted?

—Sí, generé muy buena relación con casi todos los más grandes y los referentes. Cuando recién llegué hice una gran amistad con Arévalo Ríos, después tanto con Diego Godín como con el “Cebolla” (Cristian Rodríguez) pasamos casi todo el día juntos.

Foto: Pablo Kreimbuh.

¿Qué significa para usted Oscar Tabárez?

—El Maestro es eso mismo, un maestro, alguien que nos ha enseñado mucho. Es difícil hablar de él, hay tantas cosas para decir… El cambio que hizo a la Selección y en el fútbol en general es realmente muy destacable.

¿Alguna de sus enseñanzas le han servido para la vida, más allá del fútbol?

—Lo que siempre nos inculcó fue la humildad. El trato que tuvo con nosotros es algo que nos hace sentir muy cómodos. Tenemos una relación muy allegada, si bien es el técnico, hay una relación muy linda.

Su familia también fue a Rusia. ¿Lo acompañan desde siempre en todos sus pasos en el fútbol?

—Mi familia es lo principal. Gracias a ellos estoy viviendo todo esto. Me apoyaron y acompañaron siempre. Son el pilar que necesité para seguir un buen camino. Agradezco tenerlos siempre cerca.

Además ahora usted formó su propia familia con Sarah. ¿Cuándo se conocieron?

—Sí. Nos conocimos a los 13 años, en Maldonado. No íbamos al mismo liceo pero nos conocimos “de la vuelta” (risas). Teníamos amigos en común. Prácticamente nos criamos juntos.

¿Recuerdan quién dio el primer paso?

—Llegamos a un pub que era para chicos y la vi a ella con las amigas. Teníamos amigos en común y uno de ellos me dijo que ella había preguntado por mí. ¡Después me enteré que ella tenía novio! (risas). Obviamente ese día no pasó nada, ni hablamos. Nos volvimos a cruzar algunas veces y después ella dejó al chico con el que estaba ycomenzamos esta relación, hasta el día de hoy.

¿Ya jugaba al fútbol en ese entonces?

—Sí, jugaba en el Club Ituzaingó, de Punta del Este.

¿Sarah, en qué momento se dio cuenta que Nahitan era “el indicado”?

Sarah: Su personalidad fue lo que me cautivó. Cuando lo conocí mejor me di cuenta que él era el indicado.

¿Quién es el más romántico?

N: Los dos somos, pasa que a ella le da vergüenza decirlo (risas).

Nahitan, usted viajó a Montevideo a jugar en Peñarol a los 17 años. ¿Se fueron juntos?

—Sí, pero ya estábamos conviviendo desde antes, en Punta del Este.

Foto: Pablo Kreimbuh.

Actualmente juega en Boca Juniors, en Argentina. ¿Se adaptaron a la vida en Buenos Aires?

S: Sí, es muy parecido a Uruguay, además nuestra familia va seguido. Es muy cerca.

¿Cómo les cambió la vida la llegada de Matilda?

N: Cuando nos enteramos que íbamos a ser papás no lo podíamos creer. Todos nos decían que nos iba a cambiar la vida. Pero no lo supe hasta que me tocó vivirlo. Ser padres es algo maravilloso.

Sarah, en Argentina usted también está desarrollando su carrera en el mundo de la moda…

S: Sí, tengo mi marca de ropa, se llama Zaragoza. Hay muchos proyectos para más adelante, entre ellos abrir un local en Punta del Este. Además estoy estudiando en la academia Multitalent. Estudio teatro, baile, pasarela, fotografía…

Sarah usted es muy activa en redes sociales y se la pudo ver en Rusia disfrutando de distintas actividades y paseando junto a su hija. ¿Qué responsabilidad tienen las esposas de los jugadores a la hora de apoyarlos en sus carreras?

S: Las esposas y parejas acompañamos siempre, a todos lados. Los apoyamos en todo. Tenemos siempre mucha paciencia porque vamos de un lado al otro para acompañar. Todo se hace con gusto y se disfruta. En el caso del Mundial fueron muchos días, un mes. Te cambia toda la vida y más cuando tienes una hija tan chiquita. Pero nos acostumbramos y fue precioso. En Rusia particularmente nos vimos bastante.

¿Se veía con las familias de los otros futbolistas?

—Sí, las familias estábamos siempre. Estábamos todas en el mismo hotel, íbamos a comer, salíamos de shopping, recorrimos las ciudades. Somos madres, entonces siempre hay que buscar actividades. Hice amistad con todas por igual. Nos llevamos muy bien, estamos todas en la misma.

¿Se imagina viviendo en Europa?

N: Donde haya que ir, iremos. Somos independientes, vivimos solos con nuestra hija y eso hace todo más fácil. Si llega, bienvenido sea.

¿Cómo es su vida en Buenos Aires?

—Hasta hace poco tiempo vivíamos en Puerto Madero, ahora nos mudamos a un country en las afueras de Buenos Aires. Llevamos una vida similar a la que teníamos en Punta del Este. Es muy tranquilo.

—¿Son coquetos, les gusta mucho la ropa?

S: Sí, a los dos. Él me pide opinión pero siempre toma iniciativa. Tiene su estilo y a veces solo me pide consejos. Se viste muy bien.

¿Cuál ha sido la clave del éxito de esta pareja?

N: Somos tan diferentes que nos atraemos, no podemos dejar de estar juntos. Es una historia similar a la de mis padres, ellos también son opuestos. Yo soy muy tranquilo y ella es hiperactiva.

¿Cómo manejan los celos?

N: Hay algo de celos, pero poco. Llega un momento de la relación que estás muy tranquilo.

¿Para cuándo el segundo hijo?

N: Dentro de algún tiempo, por ahora con Matilda estamos felices.

** Esta nota fue publicada en la Edición JULIO 2018 de Caras Uruguay.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *