CARAS

RSS

G Plus

Facebook

Instagram

Los novios ante el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, en la ceremonia en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor - Foto: AFP.
19/05/2018

Meghan Markle y el príncipe Harry dieron el «Sí» y emocionaron al mundo

Ante la mirada de miles de personas que siguieron la ceremonia por transmisiones en vivo alrededor del mundo, Meghan Markle y el príncipe Harry de Inglaterra se convirtieron en marido y mujer. Todos los detalles, en esta nota.

Finalmente llegó el día. Meghan Markle y el príncipe Harry se convirtieron en marido y mujer ante la mirada atenta de miles de espectadores alrededor del mundo, en una ceremonia que fue transmitida en vivo en cientos de países.

Meghan y Harry, quienes debieron afrontar el asedio mediático y los exigentes protocolos de la Corona británica, dieron el “sí” en la Capilla San Jorge en el Castillo de Windsor, en donde ciudadanos comunes, miembros de organizaciones benéficas, estudiantes, e integrantes de la realeza, presenciaron la tan esperada unión.

A las 12 horas en horario de Londres, las campanas de la Capilla sonaron para anunciar la llegada de Meghan, quien lució un diseño de la británica Clare Waight Keller para Givenchy. Keller es la directora creativa de la maison de alta costura y fue la encargada de crear un traje de novia que impactó por su sencillez,  de líneas simples y puras que resaltaron aún más la belleza de la novia.

El espíritu de la princesa Diana, madre de Harry, estuvo presente tanto en los detalles del ramo, con predmonio de rosas blancas, como también en la presencia de los hermanos Spencer.

En cuanto a la tiara, Meghan utilizó la de Filigranas de la Reina Mary, una reliquia familiar que Lady Di utilizó en varias oportunidades. Perteneció a la abuela de la reina Isabel y esposa del rey Jorge V de Gran Bretaña e Irlanda.

Fuera de lo esperado, los novios rompieron con algunas reglas de protocolo. Uno de los momentos más emocionantes, fue cuando comenzó a sonar Stand by me, la canción de Ben E. King, que fue interpretada por un coro gospel, emocionando a todos los presentes.

Por su parte, el obispo episcopal Michael Curry brindó un sermón con mucha naturalidad, que divirtió a los invitados a la boda real, mientras que Lady Jane, hermana de Diana y figura importante en la vida del novio, leyó a la pareja un pasaje de “El cantar de los Cantares”. “El amor es más fuerte que la muerte”, dijo, ante la emoción de todos.

Meghan y Harry se conocieron a través de una amiga en común, la diseñadora de moda Misha Nonoo, quien les concertó una cita a ciegas. Tomaron  unas copas en un club privado de Londres y quedaron para verse al otro día. El amor, según dijeron luego, llegó inmediatamente. “Parecía que las estrellas estaban alineadas”, dijeron al confirmar la relación.

Ahora, como marido y mujer, los príncipes llevaran el título nobiliario de Duques de Sussex.

¡Felicidades!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *