CARAS

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

02/06/2014

Celebridades

Alfonsina Maldonado: “Dar amor y esperanza no tiene precio”

Es sin dudas un gran ejemplo de vida,y su historia personal da fuerzas y motiva para derribar cualquier barrera que se interponga en la concreción de los sueños no solo de ella,sino de toda persona que la conoce.Alfonsina Maldonado ,una uruguaya que perdió una de sus manos cuando tenía tan solo 6 meses,jamás permitió que […]

Es sin dudas un gran ejemplo de vida,y su historia personal da fuerzas y motiva para derribar cualquier barrera que se interponga en la concreción de los sueños no solo de ella,sino de toda persona que la conoce.Alfonsina Maldonado ,una uruguaya que perdió una de sus manos cuando tenía tan solo 6 meses,jamás permitió que su discapacidad truncara sus objetivos. Guerrera, decidida, perseverante y dispuesta a todo para lograr representar a Uruguay en los Juegos Paralímpicos de Río 2016,esta hermosa jockey es también una mujer sensible y muy humana que aprendió con los avatares de su experiencia que la clave está en dar para recibir.Y al parecer, le está dando excelentes resultados. —Si bien no pudo participar en los Juegos Paralímpicos de Londres,ahora tiene la revancha para los de Río 2016,¿cómo se está preparando para lograr su sueño de representar a Uruguay? —El no estar en Londres 2012 no ha quitado mis ganas de seguir luchando, al contrario, aprendí que las derrotas están para ser derrotadas.Hace unos meses decidí nuevamente empezar a luchar,todo parecía muy difícil,ya que mi caballo Fandango Del Lago se dañó, pero gracias a Francisco Cancella, que casualmente vino a darme una clase y le comenté que no tenía caballo para Río pero que yo iba a ir de todos modos, mandó un correo a SASA, el Haras brasileño más grande del mundo de caballos lusitanos,y a los dos meses recibo la noticia de que me apoyaban con los caballos para participar en Río.El criador José Brito Eusébio me llamó para confirmarme la noticia y casi muero de un infarto. Así que ahora me mudo a Portugal, a un Centro de Alto Rendimiento y una nueva lucha comienza.

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *