CARAS

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

05/02/2014

Televisión

La emotiva Boda de Yanina Kesman y Diego Martínez

El 20 de diciembre de 2013 será un día que ella jamás olvidará. Y es que tras casi cuatro años de noviazgo y un año y medio de convivencia, Yanina Kesman hija del reconocido relator de fútbol uruguayo, Alberto Kesman, y productora de canal 12, dio el sí con quien conquistó su corazón, el de […]

El 20 de diciembre de 2013 será un día que ella jamás olvidará. Y es que tras casi cuatro años de noviazgo y un año y medio de convivencia, Yanina Kesman hija del reconocido relator de fútbol uruguayo, Alberto Kesman, y productora de canal 12, dio el sí con quien conquistó su corazón, el de su hijo y el de toda su familia. Se trata de Diego Martínez, un ex piloto de autos que volverá a correr en la categoría Mercedes Benz, y que es además un importante empresario. “Al ya estar conviviendo los dos con mi hijo, y que éramos una familia, el casamiento no fue otra cosa más que oficializar un vínculo que ya llevaba un año y medio. Diego me lo propuso en setiembre, y desde ese día, comenzamos con los preparativos”, contó entusiasmada a CARAS Yanina. Si bien la pareja quería que fuera algo súper íntimo, terminaron compartiendo ese día tan especial rodeados de cerca de 250 invitados. Al ser ella de religión judía y él católico,sólo se realizó una ceremonia civil a la que le siguió una divertidísima fiesta en La Hacienda. Antes de trasladarse hasta dicho lugar, la productora disfrutó de una hermosa tarde de sol junto a su hijo, Franco, en el hotel Belmont, donde pasaron largos ratos en la piscina, riéndose, hasta que Alberto pasó a buscar a su nieto. Mientras tanto, ella se vistió y peinó con Diego Rodríguez para Diego Estilo, y lució un hermoso vestido que ella mismo eligió del local El Camarín, en Buenos Aires. “El vestido lo vi y enseguida me gustó. Me lo probé y era justo lo que estaba buscando. Fue un fin de semana muy especial ya que viajé con mi mamá, y mi tía viajó desde Miami y nos encontramos en Buenos Aires. Fue un viaje sólo de mujeres y pasamos bárbaro. Como el vestido lo tenía desde octubre, lo llevé a la casa de mi papá hasta el día del casamiento para que Diego no lo viera”, relató con lujo de detalles Yanina.

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *