CARAS

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

03/01/2014

Televisión

“Renzo me tiene llena de amor”, Claudia Fernández junto a su bebé

Pese a haber dado a luz hace pocos días, más precisamente el domingo 8 de diciembre, a través de una cesárea programada, Claudia Fernández no pierde ni su sensualidad ni su escultural silueta. De hecho, pudo vérsela el miércoles 11 de diciembre, en horas del mediodía, saliendo del Hospital Británico, hermosa, vistiendo un vestido largo […]

Pese a haber dado a luz hace pocos días, más precisamente el domingo 8 de diciembre, a través de una cesárea programada, Claudia Fernández no pierde ni su sensualidad ni su escultural silueta. De hecho, pudo vérsela el miércoles 11 de diciembre, en horas del mediodía, saliendo del Hospital Británico, hermosa, vistiendo un vestido largo y suelto muy veraniego, con su precioso hijo en brazos, a quien no paró de llenarlo de besos, y acompañada siempre por su marido, Leonel Delménico. Su salida del hospital causó
sensación entre los transeúntes, quienes la felicitaban por el nacimiento del nuevo integrante de la familia. Más linda que nunca, la conductora habló con CARAS y contó que las primeras horas de Renzo han sido súper disfrutables. “Al ser el segundo hijo ya estamos más cancheros. Si bien nos trataron divino en el hospital, estábamos deseando irnos a casa”, contó Claudia,y agregó: “Mía está muy celosa pero está contenta, lo cuida mucho y lo besa todo el tiempo. La incluyo en todo, la hacemos muy partícipe de todo lo relativo a Renzo. Me ayuda a elegirle la ropita y lo cambiamos juntas”. Su marido está atento y colabora en todo, y está encantado con que se haya agrandado la familia. “Leo está feliz y súper canchero, me ayuda muchísimo. Él fue el primero en cambiarlo y se levanta todas las noches para que pueda amamantarlo. Yo creo que se parece a él, tengo fotos de cuando era chiquito y es igual”, expresó orgullosa la flamante mamá. Y por supuesto que para Claudia, la llegada de su segundo hijo la cargó aún más de energía, se siente súper activa, y dice sentirse en un momento de gran plenitud, armonía y paz. “Estoy muy bien, feliz, relajada. Me siento muy bien ya, incluso ya voy al supermercado y hasta fui a la fiestita de fin de curso de Mía. El nacimiento de un hijo es mágico, y si bien es el segundo, cuando nos miramos por primera vez parece que empezáramos todo de cero. Esa primera mirada entre un hijo y una madre es muy especial, son unos segundos mágicos con una conexión única. Renzo me tiene muerta de amor”, concluyó la sensual mamá, que no para de recibir muchos regalos de sus amigos, además de llamadas y la visita permanente y el cariño de su familia y la de Leo.

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *