CARAS

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

30/12/2013

Televisión

“Soy una mujer camaleónica”, Camilia Cibils una apasionada de su profesión

Es una apasionada de lo que hace y se le nota. Camila Cibils reparte hoy su trabajo entre el informativo de Subrayado y el programa cultural “Salí” de TCC, además de haber brillado en “Camaleones”, una nueva apuesta del 10 que compartió hasta fines de noviembre con Ignacio Martirené y Jorge Temponi, pero su cabeza […]

Es una apasionada de lo que hace y se le nota. Camila Cibils reparte hoy su trabajo entre el informativo de Subrayado y el programa cultural “Salí” de TCC, además de haber brillado en “Camaleones”, una nueva apuesta del 10 que compartió hasta fines de noviembre con Ignacio Martirené y Jorge Temponi, pero su cabeza no para de pensar en nuevos proyectos. También despunta su vicio por el baile y la actuación de forma amateur, sueña con escribir un guión, y planifica su vida sentimental junto a su pareja, Gonzalo Bengoechea, a quien conoció hace 4 años por los pasillos del canal de la calle Lorenzo Carnelli. Divertida y súper fresca, la comunicadora posó para CARAS y contó detalles de su vida profesional y personal. —Su último trabajo fue “Camaleones”, en canal 10. ¿Se siente que en su vida diaria es un poco una mujer “camaleónica”? ¿En qué aspectos? —Me parece que todas las personas somos camaleónicas de alguna manera. Porque todos frecuentamos distintos ámbitos, y de repente no somos los mismos ni respondemos igual en el trabajo, con la familia o con los amigos. Uno se va adaptando a los diferentes contextos y a los códigos de cada uno de ellos. Y en el trabajo como periodista eso es diario, porque salís de una historia y te metés en otra que nada tiene que ver con la anterior. ¡Y para eso tenés que aprender a cambiar de piel muchas veces para sobrevivir! —En ese periodístico, la idea era ponerse en el lugar de otros, vivir otras realidades, ¿cuál de las que le tocó la marcó más o llamó su atención? —La de una familia muy humilde que iba a tener su tercer hijo. Yo todavía no soy madre y realmente no se me despertó ese instinto aún. Pero Verónica y Waldemar, los papás del bebé que iba a nacer, describieron el hecho de dar vida de una forma tan simple que me emocionó. Dijeron que con cada hijo ellos querían hacer las cosas mejor, en su crianza y en su educación. Era un embarazo súper deseado en un contexto muy desfavorable. Otra historia fue una familia de veteranos que vivió toda la vida en una casa que se inunda con cada creciente. Creo que el tema de la vivienda es una emergencia nacional de verdad. Hay familias que viven muy por debajo de lo humanamente aceptable.

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *