CARAS

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

02/05/2013

Deportes

La escandalosa separación de Edinson Cavani

Dicen que cuando uno no está bien anímicamente, es inevitable que eso repercuta en la vida general de una persona, y sin lugar a dudas, en el plano profesional se hace sentir aun más. Por tal motivo, y debido a que Edinson Cavani, goleador e ídolo absoluto del Napoli había comenzado a bajar su rendimiento […]

Dicen que cuando uno no está bien anímicamente, es inevitable que eso repercuta en la vida general de una persona, y sin lugar a dudas, en el plano profesional se hace sentir aun más. Por tal motivo, y debido a que Edinson Cavani, goleador e ídolo absoluto del Napoli había comenzado a bajar su rendimiento en los últimos meses, los medios y sus fanáticos, comenzaron a prestar más atención a la vida del salteño para tratar de entender el motivo de su desánimo. Rápidamente comenzaron a circular rumores de una posible crisis con su esposa, Soledad Cabris, con quien ya no se mostraba en público últimamente. De hecho, en noviembre de 2012 fue la última vez que la pareja posó junta para una portada italiana, y desde ese tiempo, dejó de verse a Soledad en la cancha, quien iba religiosamente a alentar a su marido. Pero los indicios de una crisis matrimonial no terminan ahí. Ya que en el cumpleaños de “el matador”, el 14 de febrero, se lo fotografió festejando en un restaurante italiano, en compañía de su madre, Berta, pero otra vez sin rastros de su esposa. Días más tarde, y teniendo en cuenta lo creyente que es en Dios, el delantero realizó un viaje relámpago a Israel, también acompañado por su mamá, y aseguró en una nota que le realizaron: “No fui a Jerusalem para pedir hacer goles sino por mi fe en Jesús”. También ya era notorio verlo en distintos eventos sin su alianza, lo que confirmaba que la relación con su esposa estaba terminada. Por último, llamó poderosamente la atención que al nacer su segundo hijo, Lucas, el 8 de marzo Cavani publicara en su cuenta de Twitter en singular y sin incluir a Soledad la siguiente frase: “Quiero compartir con todos la gran felicidad de la llegada de Lucas, mi segundo hijo. Doy gracias a Dios por esta nueva bendición”. A esto se le sumaba que Soledad se había venido a Uruguay, y que finalmente tuvo a su segundo hijo sola, sin la compañía de su esposo, Edinson, quien continuaba en Italia y viajaría recién a Montevideo sobre fines de marzo para participar de las Eliminatorias de Brasil 2014 y allí conocer personalmente a su segundo varón.

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *